Las cinco plumas del Liderazgo

Situación laboral: Indiferente.


Formación a medida.

Objetivo:

Lograr que un colaborador actúe, no como lo que es, sino como puede llegar a ser debe ser el gran reto. Debemos rentabilizar al máximo a nuestros equipos a través de cambios tangibles y medibles.

A través de esta formación enteramente participativa el “jefe” no sólo intervendrá con una absorción de contenidos sino que pondrá en marcha un entrenamiento que le convertirá en un “líder” ante sus colaboradores.